Finanzas personales

Finanzas personales

Cómo administrar el sueldo con BENEFICIAR ENTIDAD COOPERATIVA


El problema económico

“La plata no alcanza”

Esta es la queja diaria de millones de trabajadores.

Y, aunque “la plata no alcanza”

  • Se derrocha en inutilidades.
  • Se bebe en exceso.
  • Se compra en las oficinas ropa, cosméticos, para pagar el día de quincena.
  • Se hacen préstamos para pagar el día de quincena.
  • Se compran artículos que no se necesitan cuando se hace mercado.
  • Se compran promociones innecesarias.

El problema económico se reduce a un desequilibrio que hay entre la plata que entra y la plata que sale. Mientras vivamos en ese desequilibrio estaremos viviendo con angustia, con desespero, con intranquilidad, con inseguridad.

Lo que se debe hacer es:

  • Reflexionar en nuestra situación económica, pensar que actitud debemos tomar.
  • Afrontar el problema con sinceridad, sin autoengañarnos.
  • Aprender ciertas virtudes de hogar, como la moderación, el sentido del orden, la cooperación, la economía y el amor al trabajo bien hecho.
  • Aprender a administrar el salario.

 


Función del dinero

El dinero no es un fin.

El dinero es un medio, una ayuda, un recurso, un instrumento para tres cosas:

  1. Para atender adecuadamente nuestras necesidades vitales.
  2. Para poder realizar planes e ideales que sirvan a nuestro desarrollo integral.
  3. Para tener seguridad en el futuro.

En resumen, el dinero tiene la función de ayudarnos a conseguir un mejor vivir. Por tanto, hay que tratar al dinero de modo que nos ayude, que no nos esclavice.


Enemigos del salario

Primer enemigo: exhibicionismo

Hay personas que gastan su salario en cosas que no necesitan, compran cosas para aparentar, para exhibir, para demostrar a otros que se tiene.

Ejemplos: carro, ropa de marca, joyas, etc.

Segundo enemigo: Afán de “quedar bien”

Hacemos regalos por diferentes motivos por el solo hecho de quedar bien.

Tercer enemigo: Poderío

Cuando se recibe el sueldo sentimos la sensación de grandeza y es cuando fácilmente aceptamos invitaciones a tomarse unos tragos, a pasear, etc.

Cuarto enemigo: Viva la fiesta

Hay familias que tienen la manía de las fiestas por todo: cumpleaños, primeras comuniones, matrimonios, navidad, etc.

Quinto enemigo: Ilusión del juego

En muchas familias se pasa hambre porque el jefe del hogar tiene el habito y el vicio de jugar plata, ofuscado por la ilusión de ganar.

“Jugar plata” con el espejismo de llegar a ser rico, tener mucha plata; apostando a las loterías, rifas, carreras de caballos, etc.

Sexto enemigo: Gastar por gastar

Esta costumbre de gastar por gastar es simplemente falta de control; falta de disciplina, falta de juicio para administrar los pesos.

Séptimo enemigo: Vicios

Consumir en exceso licor y cigarrillos al punto de esclavizar al consumidor, no hay sueldo que alcance.

Octavo enemigo: Indisciplina

Indisciplina para comprar, para manejar el dinero, para llevar unas cuentas, etc.

Noveno enemigo: “Castillos en el aire”

Es bonito cerrar los ojos e imaginar lo que haríamos si tuviéramos plata, si viajáramos dándole la vuelta al mundo, que haríamos si nos ganáramos la lotería.

Lo malo de hacer “castillos en el aire” es que se nos pase el tiempo, que nos alejemos de la realidad que vivimos, que no hagamos planes para nuestra vida.


Peligros del salario

Primer peligro: Gangas

Cuando no hay disciplina en el manejo del dinero, las gangas son un peligro, porque se vuelven permanente tentación para comprar.

Gangas por inauguración, por aniversario, por temporada, con regalito.

Las gangas son ofertas disfrazadas, no crea en esas oportunidades únicas.

No se deje atrapar:

  • Compre lo que necesita
  • Cuando usted lo decida y
  • Donde usted decida.

Segundo peligro: Crédito fácil

Otro peligro terrible del sueldo es comprar a crédito.

Es importante saber que el articulo que saque a crédito viene super recargado, porque usted paga la comisión del vendedor, administración del crédito, Financiación de acuerdo al plazo por el total de la deuda, por la papelería, por el seguro de la deuda, por el estudio del crédito, etc.

Una forma es ahorrar en una cooperativa y sacar un préstamo para adquirir de contado lo que realmente necesitamos. Así, le quedamos debiendo a la cooperativa, que es nuestra y los intereses, además de ser justos, se traducen en beneficios para los mismos asociados.

En caso de necesitar plata, use los sistemas de crédito de las cooperativas y no del sector financiero, ya que además de los intereses, cobran paquetes financieros.

Tercer peligro: Vendedores

Otro peligro a que esta expuesto el sueldo es la legión de vendedores; llegan con distintos nombres: vendedores, promotores, impulsadores, relacionistas, “puerta a puerta”.


Nuestras necesidades

Para aprender a administrar el salario, es preciso que hagamos la siguiente reflexión acerca del tema de nuestras necesidades.

Hay muchas clases de necesidades:

Unas reales, otras aparentes.

Unas urgentes, otras no.

Por no tener una idea clara acerca de las necesidades, es que, después de fiestas, de navidad, de paseo, de “puente”, quedamos con los bolsillos vacíos.

Hay necesidades primarias o vitales, de ellas depende la conservación de la vida: los alimentos, vestido y vivienda.

Hay necesidades Secundarias que no influyen directamente en la conservación de la vida y por lo tanto pueden dejarse de lado o posponer su atención, ejemplo: los muebles, los aparatos electrodomésticos, los juguetes, etc.

Hay necesidades reales, son aquellas que si existen, por ejemplo: necesito una casa, un vestido, una herramienta.

Hay necesidades ficticias o aparentes, son aquellas que no existen, sino que las imaginamos o las hacemos pasar por necesidades o la publicidad nos hace creer que son necesidades o los caprichos nos hacen ver necesidades, etc.


Administremos

Para que el salario rinda es necesario aplicarle unas normas básicas de administración:

    1. Planificar: El uso del dinero debe obedecer a un plan, el bienestar, la recreación, etc.
    2. Economizar: Hay que buscar la economía en todo, en las compras especialmente, no se trata de tacañería; es el sentido del ahorro, del buen manejo de los dineros, de la inteligencia práctica de saber comprar. Por ejemplo: hacer uso moderado y racional de los servicios públicos como el agua, la luz, el teléfono, el gas, etc.
    3. Cuidar: Debemos tomar el habito de darle buen uso a las cosas, porque hay tantas cosas que bien cuidadas, nos producen mas, nos duran mas, nos evitan gastos.Por ejemplo cuidar la salud, para evitar luego gastos  en médicos, medicinas, operaciones, etc.
    4. Ordenar: Es muy sabio y útil el pensamiento de “un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar”. Póngalo en práctica.Asigne una carpeta para cada asunto así:
      • Facturas pagadas (agua, luz, teléfono, arriendo)
      • Declaraciones de renta
      • Contratos (de arriendo)
      • Recibos o tarjetas (de seguros sociales…)
      • Correspondencia
    5.  Enseñar a administrar: Como el tema económico es de toda la familia y la solución debe ser con la colaboración de todos, hay que enseñar a todos, unos valores importantes: enseñar el valor y la función del dinero, enseñar a tener orden, enseñar a cuidar las cosas, enseñar a economizar, enseñar el valor del trabajo

Hagamos presupuesto

¿Qué es presupuesto?

Es un plan que se realiza para mantener el control sobre las finanzas de nuestro hogar, es administrar el dinero obtenido por nuestro trabajo.

El presupuesto debe ser personal, flexible (puede cambiarse de acuerdo con alguna circunstancia que se presente); a la medida (que atienda las necesidades reales de la familia, partiendo de la cantidad real del ingreso), debe ser sincero, debe hacerse escrito.

Al hacer su presupuesto usted puede concluir: si sus gastos corresponden a sus ingresos o si hay que suprimir algunos gastos para cuadrarse.

Usted puede reforzar sus ingresos buscando actividades que le permitan ganar mas dinero en forma honesta y responsable.


¿Qué es ahorro?

Es la parte del ingreso mensual que un individuo deja de consumir hoy para hacerlo en el futuro, bien sea por que se quedó sin como generar ingresos o porque se pensionó. La condición indispensable que la persona debe saber para iniciar su programa de ahorro, es que este por lo menos debe mantener su poder adquisitivo a través del tiempo (INFLACIÓN-I.P.C).

COLOQUIALMENTE: Las Abuelas y mamás se refieren al ahorro diciéndonos:

“Mijito (a). En épocas de vacas gordas, ahorre para cuando las vacas sean flacas”


¿Qué debemos saber antes de empezar nuestro ahorro?

Es importante entender que el dinero tiene un valor a través del tiempo, es decir, un peso de hoy no tiene el mismo valor en un mes, un trimestre o un año. ¿Porque?.

¿Has oído hablar de la “INFLACIÓN” o del “IPC”?, estos términos económicos lo que significan es que los precios de los bienes y servicios que consumimos sufren incremento de precio a medida que avanza el tiempo.

Inflación es entonces el alza generalizada de los precios de los bienes  y servicios ofrecidos en una economía. Esta situación hace que nuestro dinero pierda valor, poder de adquisición.

Es muy importante saber escoger la entidad en la que decidamos depositar nuestro ahorro (Banco, Cooperativa o Fondo de Empleados), de tal manera que nos garantice como mínimo que nuestro dinero mantenga su poder adquisitivo.

A manera de ejemplo:

Sí mi ahorro promedio anual fue de $1.000.000 y la inflación en el país para ese año correspondió al 5%, la entidad que custodia mi ahorro debería reconocerme $50.000, que no son rentabilidad por mi ahorro, sencillamente me están garantizando el mantenimiento de poder adquisitivo de mi ahorro.

LAMENTABLEMENTE ESO NO OCURRE EN EL SISTEMA FINANCIERO TRADICIONAL


La magia del ahorro

Hay que ahorrar a pesar de todo

El ahorro exige un poco de voluntad, de disciplina, de organización; pero premia a quien lo practica, dándole seguridad para el futuro.

Lo importante es ahorrar en una entidad donde le den más intereses reales y su dinero no pierda poder adquisitivo.

La sugerencia es hacer un esfuerzo y ahorrar mínimo  el 10% del ingreso mensual para que en el futuro se tenga un capital muy importante que se pueda invertir y nos permita vivir con tranquilidad.

Beneficiar